retrato Julia

Vida secreta

Julias, Rosas y Blancas. Julia Puente tiene los mismos ojos de mi hermana Julia, Tejerina. Incluso cuando miro las fotos en blanco y negro donde conocí a mi abuela, puedo discernir su azul y gris. Ella no es la historia tras los álbumes familiares, la he visto a través de la bahía santanderina en los ojos de mi hermana.

Julia
Colodión húmedo

Vida secreta es un proyecto que se inicia con el noventa cumpleaños de mi abuela Rosa Mac-Mahon como un homenaje a la sororidad intergeneracional dentro de los márgenes de la vida pública, en el ámbito familiar. Es una invitación al mundo íntimo de las mujeres de mi familia, que, aunque secreto y particular, es portador de una verdad universal. 

Se mostrarán rituales relacionados con la digestión como son cocinar, comer, echar la siesta y tomar el café; así como los hábitos del cuidado en el torno rural, como el cultivo de plantas, la relación con seres de otras especies y la espiritualidad. Todas estas actividades son realizadas de forma instintiva, apolítica y atemporal aunque bien podrían relacionarse con el ecofeminismo, el matriarcado y la sororidad. 

Soy Blanca como mi tía, y la hermana de mi abuela. Hay dos rosas en la familia, mi madre y la madre de ella. Esta genealogía nominal va más allá de la anécdota. Es una herencia que trasciende el tiempo y la tradición, está ligada al amor y la empatía, y pasa por la condición de ser mujer en el ámbito familiar.